Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

LA ÚLTIMA CAZA

El cuero de cabra era el más fino y flexible. A Ramón le habían encargado catorce pieles para la Navidad y aún le faltaban cuatro para completar el pedido. La noche de aquel 17 de diciembre montó una cuadrilla de cinco hombres y se echaron al monte al atardecer, atravesando la espesa niebla que alargaba su lengua por el valle. La humedad confundía incluso el olfato de los sabuesos, desorientados, que ladraban lo mismo a un pájaro que a un conejo; pero ni rastro de los carneros.     Los habían tenido cerca, aquella misma mañana, junto a la margen izquierda del risco, y decidió esperar. Se equivocó. Probablemente los animales ya habían descendido hacia el norte y ahora estaban perdidos en el bosque, inalcanzables incluso para los perros. Los cinco hombres aguardaban sin pronunciar palabra, pero a medida que avanzaban monte arriba miraban más hacia el cielo, preocupados por la luz escasa, y abajo, hacia el reloj que iba a marcar las cinco. Esperaban que Ramón tomara la decisión de…