Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

ELLOS, SIEMPRE ELLOS

"¿Entonces me comprarás otro camión?", preguntó el pequeño Pablo, con 6 años. Al juguete le faltaba el remolque y los cristales de la cabina del conductor estaban hechos pedazos. "Qué remedio quedará", resolvió el padre mirando para otro lado. Pablo lo desobedeció por la mañana y llevó el regalo de cumpleaños al colegio. "Al menos has aprendido que cuando te digo las cosas es por algo, ¿no?", y el pequeño aceptó bajando más y más la cabeza con cada asentimiento. Pablo era uno de esos niños que genera envidias. El pequeño era gracioso, prometía convertirse en un adolescente bien parecido y tenía una familia normal, pero había algo más. Existen personas que  desprenden un tipo especial de energía, de fuerza existencial, algo para lo que la ciencia encontrará razón algún día porque la obcecación de dos de sus compañeros de clase crecía como lo hace cualquier patología mental. Pablo alcanzaba la mayor nota y el impacto era demoledor; las niñas lo elegían …