jueves, 31 de julio de 2014

EL VACÍO NEGRO

   A veces no hay tiempo suficiente para la reflexión, o sencillamente se descentra la mirada. En esos casos, cuando no hay nada importante que contar, lo mejor es no contar nada. Pienso si puede ser útil fijarse en el vacío oscuro para que la creatividad renazca. Miro el punto fijamente y algo empieza a activarse dentro... Quizá sea una realidad diferente para según quien observe...