martes, 29 de abril de 2014

TRAVESURAS

   Huyen presurosos, como dos niños pequeños, cómplices traviesos. Parecen dejar atrás la última trastada, con la esperanza de que las olas borren cuanto antes la huella de su paso por el agua para sacudirse cualquier responsabilidad de esta última travesura.