Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

LA MUERTE AGOTA

Olvídense, más allá no hay nada interesante. Si no, cómo explicar esta escena. Quien esté ahí abajo parece cansado, aburrido, deprimido... Tal vez le agotó aguantar el peso de esa lápida. Igual se suicidó desde donde esté por el hastío de la desesperación, puede que para ver si era posible regresar a la vida -¿Estamos seguros de que el camino es solo en una dirección?-. Más vale aprovechar el más acá; lo que haya allí no parece muy prometedor.

LA SINRAZÓN

Cuando Flecha despertó una mañana de un sueño inquieto, se encontró en un despacho convertido en un monstruoso ser humano. Se había acomodado sobre su trasero embutido en unos pantalones apretados, parecidos a los de un traje elegante y veía, cuando levantaba la cabeza, la sombra que proyectaba un gran sombrero.  "¿Qué me ha pasado?", pensó. No era un sueño. El despacho, un auténtico despacho humano, estaba ocupado también por otro hombre, que sin mediar palabra le lanzaba miradas fulminantes de odio y miedo al mismo tiempo. El perro, o el humano, o lo que demonios fuese ahora Flecha, localizó en la puerta la única vía de escape, justo en el mismo instante en que otro hombre entrajetado, visiblemente viejo y de apariencia altiva, la atravesó para expulsar de allí al hombre-odio.  "Verás, amigo, iré al grano", le comunicó frente a frente, y mirándole a los ojos. Flecha tragó saliva. "Esto no es fácil, es un trabajo duro, y tendrás momentos difíciles. Pero cr…

EL TÉ SE SIRVE FRÍO

"Hoy hace frío, tienes la nariz como un tomate. Venga, olvida lo de ayer, fui un bobo. Entra, te invito a un té y lo hablamos". Noelia sabía que aquello estaba destinado al fracaso, pero volvió a asentir con la cabeza, sin levantar la mirada del suelo. Ese chico era un maldito hijo de puta aunque no reunía la maldad suficiente como para ser consciente de ello. Aún estaba dolida, pero ese amor le había cogido fuerte por dentro, en el estómago, y le anulaba el pensamiento.
   "No puedes ir por la vida riéndote de la gente, tú tampoco eres tan listo como crees, ni tan guapo. No eres más que nadie pero ves las cosas como quieres... Estás por debajo de la media, de hecho", zanjó ella en para dignificar su reincidencia mientras él sonreía por dentro. Su mejilla le delataba de soslayo, porque se congratulaba de su seducción. Y ahí recostados, aferrados los dos al calor de la taza de té, él retomó el intento depredador del día anterior. Alargó los fríos dedos por aquel…

EL VACÍO NEGRO

A veces no hay tiempo suficiente para la reflexión, o sencillamente se descentra la mirada. En esos casos, cuando no hay nada importante que contar, lo mejor es no contar nada. Pienso si puede ser útil fijarse en el vacío oscuro para que la creatividad renazca. Miro el punto fijamente y algo empieza a activarse dentro... Quizá sea una realidad diferente para según quien observe...

EL CEREBRO DESENMASCARADO

El cerebro. A este órgano, el gran contramaestre del organismo, le sucede algo parecido al océano. Pese a su grandeza e importancia, apenas se conoce un ápice de su funcionamiento. En él habitan de verdad las emociones que estremecen el corazón, se refugia lo que hay de cierto en el concepto místico del alma y se fabrican los sueños. Suya es la responsabilidad de comprender la realidad, o al menos de interpretarla, algo esencial para la vida. En todo aquello que hace, y que se nos escapa, reside la intuición, el verdadero amor, lo que llamamos magia y lo sobrenatural. El gran olvidado de los estudios de la Medicina será algún día desenmascarado, comprendido y modificado. Entonces se habrá dado un nuevo paso, tan beneficioso -imaginen el beneficio de la curación de enfermedades mentales-, como peligroso -con el poder manipulador en manos dañinas-.

LA HORA DEL ALMUERZO

De primero arroz, claro está. De segundo, cualquier regalo del mar. Con lógica, esto es Cantabria...

TRAVESURAS

Huyen presurosos, como dos niños pequeños, cómplices traviesos. Parecen dejar atrás la última trastada, con la esperanza de que las olas borren cuanto antes la huella de su paso por el agua para sacudirse cualquier responsabilidad de esta última travesura.

EL CIELO TAMBIÉN ES ABURRIDO

Se siente ligero, ágil y lúcido; está irremediablemente muerto. Es cierto eso que dicen de la paz al final de la luz. Pero ese blanco deslumbra, es incómodo y lo peor es que no hay más que eso: blanco. Lo manchan pequeñas sombras que vagan, las de otros fallecidos, paseantes eternos ensimismados en la misma banalidad que cultivan en vida. ¿Qué maldito cielo es ese?, piensa. Donde los muertos parecen vivos. Sin rastro de paraíso, de reencarnación o de harén de vírgenes de carne tierna y joven... Se resigna entonces a la evidencia de una mentira que ha viciado la humanidad desde el principio de los tiempos; con un marketing tan poderoso como el de la Iglesia, capaz de sobrevivir a la historia, y que ahora ya es claro, también trasciende incluso el fin. Por eso cierra los ojos y empuja hacia abajo, para regresar a la vida, no porque sea mejor, ni peor; sino porque al menos será su decisión, por una vez.

EL VIAJE QUE NUNCA FUE

El avance del velero, al fondo, parece ilustrar la alegoría de su propia vida. Lo miran irse, allá a lo lejos, y recuerdan que un día miraron del mismo modo a su juventud. Imaginan su futuro, en alta mar y frente a todos esos puertos en los que reposará sus anclas; reparan en todos esos viajes y lugares que antaño formaron parte de sus sueños, que se consumieron en el olvido de la rutina. Ninguno se atreve a hablar con el otro de tan profundo pesar; pero al mismo tiempo ambos se plantean en silencio, si no habrá llegado el momento de vivir...