lunes, 29 de abril de 2013

LA ROCA Y EL DESAFÍO



   Esencialmente es solo una roca. Un pedazo de materia que la dinámica geológica cinceló con una forma caprichosa. Pero para los escaladores significa desafío. Es una transformación solo posible en el cerebro humano. Nacida de la creatividad, de la necesidad de imaginar metas y fijar objetivos. Entonces el fino hilo de espacio blanco que separa ambas masas se convierte en la única posibilidad de alcanzar la cima, inclinada y abrupta. Y como eso, sucede igual con todo. Viajamos por la vida complicando las cosas sencillas, engrandeciendo los detalles nimios y sufriendo sus consecuencias; porque de hecho, esta roca, no abulta más que la palma de una mano...