sábado, 17 de marzo de 2012

UNA MIRADA PEQUEÑA

Cómo pueden ser tan pequeños y al mismo tiempo tan sabios? Apenas levantan del suelo más que una hoja seca; pero les basta para conocer el bosque desde las altas colinas hasta las profundas raíces donde horadan sus hogares. Son pequeños pero nunca tienen miedo, quizá por eso se dejan ver de cuando en cuando, por toda Europa, para protagonizar muchos de los cuentos que miles de niños escuchan cada noche de generación en generación...