viernes, 20 de julio de 2012

OTRO HORIZONTE

   Parece claro que esta crisis pasará, y otras vendrán. Serán económicas, sociales o ideológicas. Quizá más serias, más virulentas y agitadas. Puede que para entonces muchos tengan mayores posibilidades de superarlas que nosotros, atrapados en esta única realidad. Quizá ellos sepan ya viajar por las estrellas, y en su intento de huir, alcancen otro mundo. Limpio de ambiciones infectas, de malicia, de guerra. Servirá hasta que el hombre haga de esos lugares su hogar. Entonces los mismos problemas se repetirán, una y otra vez...

1 comentario:

Anónimo dijo...

A veces, cuando te leo, recuerdo por qué somos amigos, más allá de las vastas distancias y del implacable tiempo. Pocas personas han sido capaces de mencionar ciertas ideas con semejante claridad y sencillez, ideas que viven en mi interior y que amanecen o atardecen como una muda ensoñación utópica, según qué días. Yo puedo sentirlos. Miles, millones de lugares desconocidos, remotos, sorprendentes y tan lejanos que sería más probable tocar un ángel o volar por levitación. Lugares libres de la presencia humana. Naturaleza en estado puro y de una extraña e indescriptible belleza. Cuando comencé a escribir 'El Nacimiento' solía teletransportarme allí, y soñar con un mundo nuevo donde la inteligencia estuviese en comunión con los recursos; donde el conocimiento fuese equiparable al respeto. Pero amigo, el hombre tiene tesoros como el ego, la ambición, la envidia... que suelen destruirlo todo. Somos, malos y buenos, una plaga, una especie bella y terrible, torpe e ingenua, no merecedora de respirar paraísos como los que ahora mismo brillan bajo soles rojos y lunas anilladas. Pero siempre podemos cerrar los ojos y pensar en lo BUENOS que pudiéramos haber sido de no ser TAN rematadamente imperfectos.

- JJSALSOSO -