domingo, 26 de julio de 2009

MALDITA MUERTE

Al final de la tarde, el insoportable calor tropical roba vida a los cuerpos. Las gotas de sudor penetran en sus ojos y escuecen. Se enjuaga la vista y otea tierra. Mira a su alrededor; todos duermen, embriagados. Hace dos días que no queda agua, y sólo beben ron. Son hombres duros, marinos de verdad, de los de bandera negra, pero no iban a aguantar mucho más. Quizá en aquellos islotes, al fondo, encuentren la salvación. Pero no saben donde están, navegan hacia el fin del mundo, sin rumbo. Las estrellas los confunden y algunos, los más experimentados, maldicen a la muerte por concederles esta pequeña ventaja…

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hoy me ha dado por leerte. Ron... jajaja. Hay un vieja canción pirata que versa:

Me duele la pansita
le dije yoal doctor
Bebaseste vaso
pondrá mucho mejor.
Qué rica medisina
le dije yoal doctor.
Muy rica medisina
Claro! pues era ron!

(la última frase hay que decirla bien, con meneo y lengua torpe XD)

- Salsoso -