martes, 9 de junio de 2009

SECUELAS DE LA PASIÓN

Las caricias del viento, que por fin ha aprendido a amar, dibujan sobre la arena las siluetas con un tacto de susurro, de cosquilla, de soplo de amor y, sobre todo, del vendaval del profundo y más instintivo deseo…

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parecen ondas de agua. Es curioso cómo algo tan poderoso puede dibujar curvas tan deliciosas; casi te diría que delicadas. Y todo lo que se hace con caricias, tiene amor detrás. Lo personificamos todo pero ¿no es hermoso?

- Salsoso -