sábado, 7 de febrero de 2009

LA PROFANACIÓN DEL TIEMPO

E l paso de los años ha democratizado la visita a la catedral de Oviedo. Algunas de las cerraduras que cercaban la entrada están corroídas por el óxido y abren el paso apartando la verja a un lado. El tiempo liberaliza las cosas, y saca a relucir su belleza.