Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2009

¿REINVENTAR QUÉ?

Avatar Hizo historia, el éxito le sobrepasó y llegó el silencio. Titanic marcó el punto de inflexión en la carrera de un cineasta ególatra por fuera y frágil por dentro. ¿Qué hacer tras semejante avalancha de estatuillas? El tiempo fue encontrando la respuesta en el instinto fílmico más primitivo, nacido de los grandes clásicos que marcaron su retina y de otros no tan clásicos que despertaron la envidia cinematográfica. Así encontró el motivo, y ahí reside precisamente el gran vacío de Avatar.
Bebió demasiado de otras cintas hasta el punto de emborracharse. De Kubrick y su 2001, de Lucas y su interminable saga, de Peter Jackson y la trilogía convertida en obra maestra e incluso de Spielberg en varias vertientes.
Todo arte es una recreación de algo existente, y toda obra nace de otra obra, pero la fuente dibuja muchas veces una línea invisible entre lo legítimo y lo banal; entre lo que refiere a la base de la narrativa clásica o se eleva desde lo que funcionó en productos ya cocinados.

Ca…

ORGÁNICO

La calma llega especialmente en las noches de verano. El mar, cansado del agitado baño humano, se sosiega, parece relajarse y descansar. La ciencia lo explica amparándose en los astros, y en los magníficos juegos que articulan en torno a la gravedad. Pero en el mundo de la imaginación el océano es un ser orgánico. Con sentimientos de ira, falsedad y venganza, que cada noche, salvo en los días de fuerte temporal, parece descansar manso bajo el reflejo de la luna.

INSÍPIDA

Ágora Es lo que puede ocurrir cuando un producto ambicioso se convierte en pretencioso, cuando una producción ostentosa olvida que la emoción de un plano detalle puede sobrecoger como nunca podrá hacerlo una masa caracterizada. Es lo que puede suceder si una industria modesta trata de estrujar el presupuesto para codearse con la estadounidense –descartado el cameo a la saga Star Wars en la cartela inaugural- jugando sus mismas cartas: hace aguas.

El problema es de base, de libreto. La destreza de ritmo demostrada por los coautores (Mateo Gil y el propio Alejando Amenábar) en filmes anteriores se pierde en Ágora para hilvanar una historia que se mueve en círculos –como la obsesión de la protagonista-, sin avanzar. Martilletea las ideas con fines aleccionadores y se detiene sin sentido en irrelevancias para obviar cuestiones importantes. Falta contexto, una aproximación a lo que fue aquel tiempo, la sociedad. Un paseo rápido por todas aquellas razones -las hubo-, que explican, por ejemplo…

SOLEDAD

Llega septiembre. El calor se va con la gente y el paisaje recupera su intimidad...

VIRTUOSA MINIATURA

UP La pantalla se divide en capas y la presentación de Pixar parece transportar al espectador en el tiempo. A aquellos inicios de siglo, cuando el cine aún no conocía sus capacidades más allá del teatro grabado. Ahora sólo es un guiño, y el virtuosismo espera a la película. La máxima de Disney parece seguida casi al dedillo: “por cada risa debe haber una lágrima”.
De hecho es ahí, en esas pequeñas gotas de emoción, donde la película encuentra su maravilloso acabado. Es una secuencia, una virtuosa miniatura. El piano la acompaña con delicadeza, y las imágenes narran sin necesidad de artificios. El niño no lo comprende. Incapaz de asimilar la profundidad de las imágenes, muchas de las claves son sólo decodificables para el adulto, esclavo de las predilecciones de los zagales en este tipo de cine, que en el caso particular de hoy ha sabido reconocerles el esfuerzo. Toda una vida pasa ante los rostros cada vez más melancólicos de un público que contempla el paso del tiempo y la tristeza de…

MALDITA MUERTE

Al final de la tarde, el insoportable calor tropical roba vida a los cuerpos. Las gotas de sudor penetran en sus ojos y escuecen. Se enjuaga la vista y otea tierra. Mira a su alrededor; todos duermen, embriagados. Hace dos días que no queda agua, y sólo beben ron. Son hombres duros, marinos de verdad, de los de bandera negra, pero no iban a aguantar mucho más. Quizá en aquellos islotes, al fondo, encuentren la salvación. Pero no saben donde están, navegan hacia el fin del mundo, sin rumbo. Las estrellas los confunden y algunos, los más experimentados, maldicen a la muerte por concederles esta pequeña ventaja…

SECUELAS DE LA PASIÓN

Las caricias del viento, que por fin ha aprendido a amar, dibujan sobre la arena las siluetas con un tacto de susurro, de cosquilla, de soplo de amor y, sobre todo, del vendaval del profundo y más instintivo deseo…

RESTOS DE GUERRA

La tormenta marina quebró la vela mayor, y el instinto de supervivencia hizo que cada pedazo se aferrara a un resto de madera de lo que fuera una gran goleta de las historias bélicas antiguas. Recorren los mares en manada, con la esperanza de recuperar todos los fragmentos y volver algún día a ser lo que fueron.

OTRO MUNDO

El surfista se arma con un buen neopreno para evitar el dolor de huesos que sufre quién se adentra en las gélidas aguas del cantábrico en pleno invierno. En Covachos, escondido entre acantilados, parece transportado a otro mundo. Quizá a una isla remota, perdida en el pacífico. Lejos, en el horizonte, no hay nada más: rocas y mar…

TÍMIDA BELLEZA

Son instantes fugaces, demasiado tímidos para la cámara. Pero si se presta atención y se espera con paciencia, se puede obtener uno de esos momentos mágicos, cuando las personas brillan.

TINTINEO ORQUESTAL

Los días de fuerte viento, el tintineo de los mástiles de las embarcaciones amarradas en Puerto Chico parece selectivo, en busca de la melodía que evoque famosas partituras.

ÁRBOL ¿VIVO?

Sólo el tímido verdor que brota de las retorcidas ramas confirma que la sabia sigue circulando por sus entrañas. Con coraje aguanta estoico las heladas, temporales, y la corrosiva sal que se sirve de la bruma marina para adentrarse hasta el último rincón de la costa de Somo.

DESIERTOS DEL NORTE

E l encuadre puede aislar un elemento de su entorno, y la imaginación puede transportarlo a otro contexto. Las escarpadas rocas que los caprichos geológicos erigieron en los acantilados de la Arnía evocan parajes desérticos, mucho más al sur…

PRADERA MARINA

¿D ónde están las vacas del mar? ¿Quién rumia aquel pasto acuático, tan cuidado y homogéneo? Y al confundir las dimensiones, si se da rienda suelta a la imaginación, se puede vislumbrar una de esas imágenes aéreas de una extensa pradera africana, salpicada de pequeñas lagunas…

LA PROFANACIÓN DEL TIEMPO

E l paso de los años ha democratizado la visita a la catedral de Oviedo. Algunas de las cerraduras que cercaban la entrada están corroídas por el óxido y abren el paso apartando la verja a un lado. El tiempo liberaliza las cosas, y saca a relucir su belleza.

NATURALEZA MONOCROMÁTICA

E l ojo de la cámara se satura de verde y enferma. No es capaz de gestionar tanta energía ¿natural?, difusa entre la fantasía de un mundo, Versalles, construido con esa intención…