martes, 16 de diciembre de 2008

EL PRECIO DE LA ILUSIÓN

Un niño compra un globo a un Papá Noel de pega; quizá sea un paje, uno de tantos que durante estos días nos vigilan a la espera de que cometamos alguna fechoría que pueda repercutir en lo que encontraremos en la chimenea. Cuidado con ellos, son envidiosos y vagos. Cuantos menos juguetes tengan que fabricar, más felices serán...

1 comentario:

Mei dijo...

jijiji si si, todo lo vagos q tu quieras, ipero bien que pasan el dia en pie, anotando en su lista que niños son malos y regalando globitos para engatusar y tentar a los niños "culo veo culo quiero" jiji igual papa noel esta pachucho y por eso vaguea tanto. ha adelgazado demasiado... :P