lunes, 11 de febrero de 2008

CAPRICHO DE FANTASÍA


La vegetación arropa la pequeña villa que María Antonieta hizo construir en uno de los rincones de Versalles. El caprichoso gusto de la reina se traduce en una aldea de ensueño que evoca las ilustraciones de fantasías literarias.